Hijos Extraordinarios

Y VA DE “RETITOS” EL MES….


Creía yo que el reto con Lucca iba a ser EL RETO….JA!

Mauro lleva una semana observando el evento: su hermano mayor “es capaz de poner nerviosa a mama, por si no se sabe las palabras”, sobre todo por mi cargo de conciencia de pensar que él ha cumplido su parte.

Este es para Lucca, -ha debido pensar-, un momento de gloria como examinador, incluso llegando a momentos de sonrisa burlona mama-estas-dudando-y-yo-leo-mejor-de-lo-que-tu-tardas-en-pensar-como-se-dice-la-palabrita.

Reconozco, además que hay incluso palabras, que ellos ya conocen mejor que yo, y es ese momento en donde, por segundos se ven “con autoridad”….

Conclusión de Mauro, bien acertada, llegando,-incluso-, a plantear el siguiente axioma: pues no voy a ser yo, Maugggeennn, menos, que también se alemán, soy capaz de corregir a mamá, encima pronuncio y conozco mejor que ella las palabras, y además soy más divertido!

Así que, ni corto ni perezoso, me ha venido con la genial idea de…”mama, si yo recojo mis juguetes, también te puedo preguntar???” y claro…esto tiene trampa…

Él debe, sí o sí, recoger, y no es un esfuerzo que no deban hacer todos los miembros de la familia….a ver si ahora resulta, que retar a mamá se ha convertido en la moneda de cambio para “respirar”.

Por otro lado, de repente, se ha convertido en una acción de causa-efecto, si quiero preguntar a mamá, tengo que hacer algo a cambio…

Esta bien el pillín éste, pero…algo tenía que inventar, para que él me pudiera preguntar o tuviera su recompensa a un esfuerzo que lo merezca…El problema es que NO ESTOY DISPUESTA A APRENDER 20 PALABRAS al día….como si no tuviera más que hacer…

Y aunque esto “aceleraría” mi aprendizaje de la lengua de Goethe, y no lo dudo….de lo que estoy segura es que, la fluidez sería proporcional, al enfado diario por incumplimiento permanente. Me niego!

Así que vueeeelta al programa “centrifugado” en la cabeza…esta vez además con prelavado! Puesto que en esta ocasión, tengo varias dificultades añadidas, PRIMERA: si reduzco a que me pregunten 5 palabras cada uno, Lucca me podía plantear reducir los minutos de lectura, y NEIN!! Esa no es la idea…SEGUNDA: a Mauro sí le gusta leer, con lo cual, esto no le supone un esfuerzo sino todo lo contrario, TERCERA: es bastante metódico para el orden y las rutinas…(no se ésta vena teutona de quien la adquirió…!)

Así que…tuve que emplearme a fondo…hasta que por fin, volví a ingeniar una nueva solución para “ambos tres”…y se me ocurrió, la feliz idea de implicar a Claudia…PAPELÓN!!

El reto para Mauro seria el siguiente: enseñar a Claudia todos los días UNA palabra en alemán, de manera que, hay que conseguir, que el lunes sea 1, el martes 1+1, el miércoles 2+1, …etc, que con Smartick, entiende perfectamente lo que significa el acumulado…

Como ya se encarga de enseñar a Claudia, ahora sólo tendrá que preguntarme a mí las palabras que ya me haya preguntado Lucca, de manera acumulada…. De esta manera, yo me sigo quedando en 10 palabren…gracias Gott!

Pero ya les he advertido…se acabaron los retos con mamá, a partir de ahora, habrá retos de niños! Y en ese selecto club…mamá no entra!

Hijos Extraordinarios
LA ILSUION NO TIENE PRECIO: FELIZ NAVIDAD
Hijos Extraordinarios
CALENTANDO MOTORES PARA EL 21M
Hijos Extraordinarios
EL SINDROME CONTAGIOSO DE LOS DOWN
  • cati

    Hola, me encanta tu blog. Nosotros tenemos a nuestra 4 hija con sdown. Llego a nuestra casa con un año via adopción. Ahora hemos empezado los trámites para la adopción de un 5to hijo, por supuesto de necesidades especiales , preferiblemente con sdown. Estaremos en contacto. Un beso desde Palma de Mallorca.