Hijos Extraordinarios

TASSILO: EL GUERRERO CUMPLE 3


Aprendida la lección de la guardería en el cumpleaños de Mauro, esta vez no preguntamos si Tassilo podía llevar algo el primer día de clase, para celebrar su onomástica. Esta vez, actuamos a la alemana: como no está en la lista de “lo prohibido”….llevamos turrón español.

Es, sin duda, la mejor manera de entrar pisando fuerte en el nuevo año. Todos recordarán el primer día de clase, por los maravillosos dulces españoles….

Por si acaso, lo adornamos con verdura cruda y fruta seca, no fuera a ser que Frau Direktorän, lo considerara elemento sospechoso de intoxicación, por no tener “colores verduleros” y lo confiscase en su despacho, para engullirlo a hurtadillas…

A Tassilo le ha fascinado la idea de llevar turrón a la guardería, aunque le cuesta comprender el desfase temporal de tener que esperar unos días para poder degustar copioso manjar.

Ya se sabe que el tema culinario es esta familia “OKKKKHHHHOA”, es un tema…con el que no se juega nunca, y mucho menos si hablamos de dulce, y ni pensar cuando se trata de dulce asociado a cumpleaños…hay bromas, y bromas…

El párvulo de la casa, bien se podría apodar lagartija, porque es un no parar….desde que se levanta al alba hasta que colapsa en la cama por la noche, por agotamiento natural de su energía, que además suele recargar exprimiendo la de todo aquel que tenga a bien pasar unos minutitos a su lado…

Tassilo nació con el espíritu de un guerrero…ya tuvo que luchar por sobrevivir a una grave infección, que nos hizo temer por su vida durante 10 días, y creo que de esa batalla salió reforzado para el resto de su vida…

Es un guerrero natural, lo lucha todo, lo pide todo, lo busca todo, lo quiere todo, lo maneja todo…es el más pequeño y sin embargo, se hace notar siempre. Es un zascandil, que no para ni un segundo…ni uno.

Así es Tassilo, un niño maravillosamente revoltoso y activo, que nos exige estar alerta cuando se hace notar y cuando no….de todos es sabido que de ellos se pueden aprender tres cosas…siempre están ocupados en algo; se ponen contentos sin motivo; y cuando quieren algo, lo exigen con todas sus fuerzas.

Sólo tres años. Ya tres años…y habla –como diría mi padre- hasta debajo del agua…No calla…, y ahora además canta como si fuera una radio todo el día puesta y mal sintonizada…

Este fue “nuestro dialogo” de ayer…

Tassilo desgañitado desde la otra punta “maaaaammmiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii……………..vanguis”….

Le contesto: Queeeeeé?

Y me repite con chulería, “mamá! que vengues, que ma caído”…

Me esperaba impaciente, -con su maravillosa sonrisa contagiosa y su mirada profunda-. Se había puesto mis botas de agua, que le llegaban al fémur, lo que le impidió articular las piernas y tropezar, pero ya estaba listo para emprender la misma operación con los zapatos de papá, que son como barcas, más grandes, y sobre todo más cómodos para correr. La mejor manera, debió pensar, de despedir el año a la Frau Vecinen, con un taconeo a lo Joaquín Cortes, potenciando la marca España.

Hijos Extraordinarios
INCLUSION: PALABRA DE MODA TAMBIEN PARA LOS DOWN
Hijos Extraordinarios
LO QUE DICEN OTROS HERMANOS
Hijos Extraordinarios
LA CARGA DE UN HERMANO CON SINDROME DE DOWN