Hijos Extraordinarios

NUEVO COLEGIO Y CON NOTA


Claudia vino ayer del colegio muy orgullosa de sus propios logros y con muchas ganas de hacernos partícipes de ellos: las notas que sacó en los dos exámenes que había tenido la semana pasada.

Este hecho, que en sí mismo es maravilloso, tiene un mérito de incalculable valor, si somos capaces de valorar los colaterales.

Primero. Claudia este año ha empezado un colegio nuevo. Para cualquier niño esto supone una adaptación a las normas, profesores, amigos y horarios nuevos que puede durar más o menos. En el caso de Claudia, los cambios en general los lleva regular, pero este año, ha sabido comportarse como una niña de su edad, superando la aversión a los cambios de manera sobresaliente. Todavía hay alguna cosilla que limar, pero en general, ha tenido una adaptación muy buena.

Segundo. Se está enfrentando a los exámenes igual que hacen todos los niños de su clase. Y todos sabemos lo que es preparar un examen, hacerlo y esperar luego el resultado. La parte de preparación depende de la materia que sea, nos lleva más tiempo o lo hace con más ganas. El enfrentarse al examen, es nuevo también para ella. Hasta ahora nunca tuvo ninguna prueba en la que reflejar sus conocimientos sobre alguna materia, bajo la presión de un tiempo limitado y sin ayuda para responder. Y la espera, que también forma parte del proceso, no deja de ser igualmente relevante para cultivar la paciencia junto con la incertidumbre de no saber qué pasará.

Los exámenes que traía Claudia eran de Matemáticas y de Naturaleza & Medio Ambiente.

examen-matematicas

En matemáticas ella se siente muy cómoda, porque tiene la costumbre de hacer Smartick. Y eso día tras día, mes tras mes, durante ya cuatro años, tiene también su recompensa, que le pone a un nivel casi comparable al de los niños de su colegio. En este examen, adaptado para ella sobre cálculo mental, tan sólo tuvo un fallo, para sorpresa incluso de la profesora quien lo reflejó alegremente en el mismo examen, junto a la nota.

examen-perros

 

El examen de Medio Ambiente tiene, si cabe, mayor mérito. El día anterior trajo las preguntas a casa para repasarlas, y mi asombro fue al constatar que se trataba de un tema monográfico sobre perros. El valor no está sólo en aprenderse 25 preguntas de memoria, sino en el hecho de que Claudia tiene pavor a los perros, casi pánico diría yo…El caso es que para este examen, le dieron las mismas preguntas y tiempo que a los demás y como una campeona se enfrentó con una soltura, como si fuera su tema favorito. Acertó todas las preguntas hasta donde le dio tiempo, no pudiendo terminar las dos últimas respuestas. Aun así, ha conseguido de las mejores notas de la clase…IMPRESIONANTE!

Lo mejor de todo esto es la manera en la que Claudia lo cuenta. Se va acercando poco a poco, y si puede ser lo hace en algún sitio donde haya posibilidad de premio directo: por ejemplo, si estamos comiendo algo, ella sabe que es perfecto, para que se lleve la merecida recompensa. Y así fue también ayer, que se acercó mientras tomábamos algo…

“He sacado la mejor nota de clase en el tema de los perros” interrumpió Claudia

“Ah sí? Y que te han preguntado?”

“Preguntas!…no sé….lo que he estudiado. Si quieres te vuelvo a decir las respuestas”

“No, quería que me contaras algo, no las respuestas”

“Papá no sé….pues hay muchos tipos de perros, y algunos sirven para ayudar….y muchas más cosas….y bueno eso….que yo creo que….a lo mejor puedo tener una sorpresita, no?”

Es muy graciosa, cómo aborda el tema…ella tiene claro que hay premio, sea lo que sea, y primero nos va metiendo en su terreno, para conseguir su objetivo, que acaba expresando con total inocencia y transparencia, pero sobre todo con una naturalidad aplastante.

Es verdad que Claudia está muy motiva y va muy contenta al colegio, y naturalmente esta actitud siempre ayuda. El colegio, que es de Montessori, nos gusta mucho porque tiene una metodología muy característica, y que encaja muy bien para Claudia.

Ya nadie duda de las capacidades tan extraordinarias que tienen los niños y las personas con Síndrome de Down. Está claro que cuando les damos la educación adecuada con los medios acertados, ellos se van desenvolviendo a su ritmo y a su manera, pero de forma muy holgada para triunfar en la vida. Un triunfo que se logra con los pequeños éxitos del día a día.

Hijos Extraordinarios
INCLUSION: PALABRA DE MODA TAMBIEN PARA LOS DOWN
Hijos Extraordinarios
MI HIJO, MI MEJOR MAESTRO
Hijos Extraordinarios
LA MARAVILLOSA SENCILLEZ DE LOS NIñOS
There are currently no comments.