Hijos Extraordinarios

LA CONSTANCIA


¿Qué es la constancia?….pues podría escribir aquí las típicas definiciones de libro sobre el tema y demás, pero mejor voy a hablar de lo que para mí es la constancia, que para leer, están los libros….

Por mucho que en el colegio me hablaran de que la constancia “es el motor de las virtudes humanas”. Por mucho que mis padres dieran ejemplo de la aplicación real de constancia….nada! una vez más tengo que reconocer, que es Claudia la que realmente me ha hecho sentir y vivir lo que significa constancia.

Cuando nació nos dijeron que, salvo enfermedad física, en el Síndrome de Down, no hay grados, y por lo tanto, lo más importante era hacer estimulación temprana y ser constantes en los tratamientos, ejercicios, aprendizajes…etc. Y fue en ese momento, cuando realmente puse interés no sólo en el vocablo –que alegremente había utilizado con mucha naturalidad-, sino en su significado. Ya que si eran los expertos, los que nos “exigían” -para el bien de Claudia- esa constancia, evidentemente parecía un tema capital.

Y eso durante 9 años, que tiene hoy Claudia, día tras día, noche tras noche…hemos ido poco a poco, -y no sin darnos cuenta-, haciendo de la constancia, nuestra columna vertebral.

Lo bueno de todo, es que gracias al empeño de trabajar tanto con ella, el resto ha ido “rodado”, y la constancia, que tuvimos que introducir en nuestra vida “por el artículo 33”, o casi mejor dicho, por “el cromosoma 21”, de repente es un hábito, con el que convivimos toda la familia.

No significa que no cueste, no significa que sea fácil….lo que quiero decir es que ya es algo, que no nos cuestionamos tanto a la hora de marcar objetivos. Y la pregunta es….si Claudia no hubiera tenido Síndrome de Down, ¿ es que no habríamos aprendido a ser tan constantes? Pues no lo sé! Lo único que tengo claro, es que no tuvimos opción.

El objetivo está claro: todo por un hijo, y por otro, y por otro…y esa es la constancia que aplicamos los padres para educar a los hijos….pero creo que Claudia nos ha “estirado” un poco más, para añadir también la perseverancia.

Constancia y perseverancia….dos palabras que podrían ir unidas, porque si bien la primera es la repetición de los actos para la consecución de un objetivo, la perseverancia es la que nos ayuda a que ese esfuerzo, ese trabajo y esa repetición, continúe en el tiempo, sólo con la esperanza de que el resultado llegará…aunque no veamos cambios en el corto plazo…

Claudia nos ha abierto el camino y nos ha exigido ser constantes y muy perseverantes para sacar de ella sus grandes capacidades. Quizá la diferencia con el resto ha sido esa, la perseverancia: el perseverar tan sólo con la ilusión de pensar que ella llegará tan lejos como sus capacidades le permitan, para lo que sin duda, tendrá que esforzarse más, puesto que va más lenta.

La constancia se puede y se debe aplicar a todo, desde aprender un idioma, a montar en bicicleta, hasta la propia consecución de un hábito cualquiera. Lo importante es querer hacerlo, y después hacerlo, hacerlo, hacerlo, hacerlo, hacerlo….

Hijos Extraordinarios
NUEVO COLEGIO Y CON NOTA
Hijos Extraordinarios
COMENTANDO LA JUGADA – COMMENTING ON THE FOOTBALL MATCH
Hijos Extraordinarios
MI HIJO, MI MEJOR MAESTRO
There are currently no comments.