Hijos Extraordinarios

GYMKHANA BUROCRATICA HACIA LA DISCAPACIDAD


Hoy ha sido un día para la Administración Alemana, entendiendo por ésta, cualquier persona/je relacionado con la Burocracia ya sea para “charlar” con la profesora o para rellenar un formulario que a su vez desencadena en una cascada de cartas, encuentros, reuniones, entrevistas, y al final de todo ello, la famosa certificación de que Claudia tiene Síndrome de Down, porque lo dice el papel, no sólo su cara.

Tras dejar a las criaturen en sus colegios, me he ido al centro de Servicios Sociales de la cuidad, en donde tenía una cita concertada desde hace más de cuatro meses, puesto que el horario es lunes y miércoles de 8-11. La cita era para que un buen señor, funcionario, rellenara un formulario, bajo mi custodia y consentimiento de que Claudia, a petición del propio Colegio en el que está, necesita una persona de apoyo.

Hoy lo digo con más resignación, porque desde luego, no tiene nombre en el diccionario, el hecho de que desde un Colegio especial, necesiten una persona expresamente para cuidar y apoyar a Claudia.

Debe ser que Claudia es la única que –como buena española- se queja, protesta, se ríe, se divierte, e intenta hacer de su estancia en el Colegio, un rato agradable, para ella, claro! Y es que esto, que se ve, no lo habían vivido hasta ahora, tenía que ser solucionado, y la mejor manera era poniendo una persona más, sólo para Claudia. FLIPATEN!

Entonces ahí voy yo, con mis papeles bajo el brazo, y me presento ante este buen señor, que empieza a examinarme con preguntas, que iban subiendo de tono…hasta que hemos llegado a la pregunta estrella…..que transcribo literal:

Funcionario: entonces, Claudia padece de Síndrome de Down, que es una discapacidad psíquica, no es así?

Yo: Si, sólo eso. No tiene ninguna discapacidad física, sólo intelectual, apuntillo.

Y ME SUELTA:

F: Entonces, esa discapacidad, ha sido provocada por algún accidente?

Y me mira con cara sonriente, por encima de sus gafas sucias, esperando una respuesta…a lo que yo, no sólo no daba crédito porque no me lo estaba creyendo, sino que además, es que no sabía si contestarle en plan de broma algo como “no bueno! Es que un día se levantó por la mañana, y de repente…. apareció así”, pues qué cree este señor que es el Síndrome de Down?, lo conocerá? Un funcionario de los servicios sociales en Alemania? Pensaba yo, mientras me desternillaba por dentro, intentando buscar una respuesta “seria”

Yo: no, bueno….es que nació así! Le contesté incrédula y dubitativa…

A continuación, seguimos el cuestionario, y me pregunta todo y más sobre el trabajo de Íñigo, y el resto de niños, y finalmente me dice:

F: Usted, claro, con cuatro y además Claudia así, pues imagino que no trabaja, no?

Yo: Pues si!… La verdad es que sí trabajo.

F: Ahhhhhhh siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii??? Entonces serán unas horas, no?

Yo: Trabajo fulltime!. Contesté con la misma sonrisa que él me puso cuando me preguntó sobre si la discapacidad de Claudia la provocó un accidente…

Y es entonces cuando se puso a mirar al ordenador con cara de Mr. Bean en su mejor imitación, y fue cambiando el rictus hacia cara de pez, mientras miraba la pantalla sin reaccionar, que yo creía me moría de la risa, literal!

Yo no sabía cómo disimular, porque estaba a punto de explotar, así que como él seguía en schock, decidí mirar la pantalla de mi teléfono, esperando a que el tomara la iniciativa por sí solo, una vez pasado el susto! Y así fue! A los 25 segundos mirando con cara de globo, inflando mofletes, me dijo…

F: Ah! Pues qué bien Frau Okkkhhooooaaaaa.

En definitiva, esto ha sido sólo el comienzo de una larga cadena de visitas que comienzan a partir de ahora, para ver si por fin, la ciudad tiene a bien, concederle a Claudia su derecho a triunfar en estos lares, algo hostiles con estos niños dicho sea de paso, concediéndole su esperado, anhelado y merecidísimo Certificado de Discapacidad.

De verdad, hoy he revivido una especie de Bienvenido Mr. Marshall, pero al estilo Mr. Bean…Menos mal que me lo tomo con humor, porque es para escribir un post!!!!

Hijos Extraordinarios
GRACIAS LECTORES!!MI PRIMER PREMIO
Hijos Extraordinarios
CLAUDIA Y LA ESTADISTICA DEL POLLO
Hijos Extraordinarios
CARTA DE MAMA
  • sweet ale

    me sigue encantado el sentido del humor con el que te tomas todo lo que viene, es genial!! y desde luego debe ser muy complicado “encajar” la manera de ser en España en Alemania… debe parecerles de ciencia ficción que los niños griten, alboroten o armen jaleo, qué les darán a esos niños Dios mío para que sean tan metódicos!! y desde luego “flipo” con el nivel de formación del funcionario y su conocimiento de algo tan normal como es un niño con Síndrome de Down como Claudia, tuviste una paciencia infinita!!! muchos besos y no dejes de contarnos tus experiencias


    • Katerina Bartolome

      Gracias Paula! La paciencia es algo que se estira como el chicle!! jajajaja eso me ensenya Claudia a diario….lo que pasa que con gente como este funcionario, no sabria ni como llamarlo….al final llegue a la conclusion de que me lo pregunto “porque venia en el guideline”…