Hijos Extraordinarios

EL SABOR DE LA VIDA


Nunca he sido una persona optimista, sino más bien todo lo contrario, lo que pasa, que la vida me ha ido enseñando que es mejor mirar las cosas, -por duras que parezcan- con cierto positivismo….

En mi primera entrevista de trabajo me preguntaron “tú normalmente como ves el vaso, medio lleno o medio vacío???2..y aunque lo políticamente correcto era contestar “Medio lleno”…estuve unos segundos callada, pensando si decir lo que realmente estaba pasando por mi mente….que es lo que dije al final: “veo el vaso a la mitad!”

Otra cosa distinta, es que si tengo sed, busque la fórmula de llenarlo, o de beber despacio para mitigar la sed…pero lo que hay, es lo que hay….sí o no??

Un optimista es capaz de ver siempre un resultado bueno al final, lo contrario del pesimista, que ve todo de una manera tremendista…pero la realidad, es que mi capacidad limitada de imaginarme el futuro, me ayuda a centrarme en lo que estoy viviendo, que es el presente.

El Santo Escrivá de Balaguer, escribió una frase que la hago mía con frecuencia, “haz lo que debes y está en lo que haces”, y creo que no necesita aclaración….

Este vivir intensamente el presente, es algo que podemos aprender de todos los niños. Es la magia de la inocencia infantil. Es algo que yo observo permanentemente en Claudia, que es capaz de poner todo su ser, en la celebración de un gol del Bayer, sin reparar en los gritos que despertarán a la Frau Vecinän; o dar un abrazo con la mayor intensidad que su fuerza le permita, sin distinguir si el receptor es robusto o endeble…ella da el abrazo; o incluso el grado de concentración que adquiere al hacer deberes, leer en alto compartiendo sus conocimientos, o cantando la última canción de la radio imitando al guitarrista… Es una intensidad contagiosa, inagotable en ella, presente, real…son sus experiencias, es su vida, es LA VIDA.

Las experiencias del día a día son las que componen nuestra vida, y a veces nos olvidamos de disfrutarlas por preocuparnos del futuro, en lugar de ocuparnos del presente.

Ayer, cuando Iñigo jugaba con los niños, le dije a Claudia, “qué bien lo pasas con papá, eh??” y me contesto. ..”exactamente, peloten!!”…

Esta frase de anoche me emocionó….por la naturalidad con la que lo hizo, por el vocablo que empleó, por la exactitud y claridad de su respuesta, por su asociación permanente al juego de palabras en alemán, y encima con un cierto grado de ironía…me la como a besos…

Y eso….ESO, retener estos momentos, es lo que enriquece nuestras experiencias, y por tanto nuestra vida… Este es el SABOR DE LA VIDA….creo que el mejor legado que podemos dejar a nuestros hijos es pasar todos los días (que podamos) un rato con ellos…

Hijos Extraordinarios
LA VIRTUD DE HACER FACIL LO DIFICIL
Hijos Extraordinarios
EMPIEZAN LAS MERECIDAS VACACIONES
Hijos Extraordinarios
NUEVO COLEGIO Y CON NOTA
There are currently no comments.