Hijos Extraordinarios

CLAUDIA, UNA TEENAGER EN CASA


Hoy hemos celebrado el 13 cumpleaños de Claudia. Como cualquier celebración, el día ha sido una fiesta. Desde el tradicional despertar en la cama con un coro familiar cantando como si no hubiera un mañana el cumpleaños feliz, hasta el cierre del día, que al coincidir con Halloween, lo pasamos de casa en casa recopilando “chuches”.

A lo largo del día, felicitaciones, llamadas, tirones de orejas y muchas muchas risas y emociones.

Este año Claudia entra en una nueva etapa por edad, pues al cumplir 13, está inmersa de lleno en la adolescencia, y por aquí, damos fe de que esto es así. Como todo joven de estas edades, tiene sus cambios de humor, sus propias decisiones de lo que quiere o lo que le gusta, e incluso de los planes que ya hacer.

Poco a poco va reclamando su autonomía para hacer las cosas y a veces le cuesta comprender, por qué, por ejemplo, no puede ir sola al colegio o tener un móvil, como los niños de su edad, en donde mirar los whatsapp de “su grupo”.

Le gusta muchísimo estar en su cuarto, donde los hermanos tienen que pedirle permiso para entrar cuando está concentrada en la escenificación de una canción de moda, o hablando con su “equipo imaginario” al que da instrucciones como si fuera una entrenadora de futbol.

Y como el futbol es su pasión, sobre eso hemos centrado el regalo de este año. Por más que hemos intentado orientarla hacia algo diferente, su pasión es tal, que es donde verdaderamente disfruta.

Por otro lado, yo quería hacer un viaje “de chicas” con ella, y fue a Iñigo a quien se le ocurrió, juntar las dos ideas. Así que ayer le dijimos que en una semana, nos vamos ella y yo, a una ciudad cercana, a pasar el fin de semana. Iremos a un partido de futbol, donde Claudia me da lecciones y me enseña con paciencia las reglas, o me nombra a los jugadores con una descripción de su puesto en el campo.

Luego nos iremos a dormir a un hotel, en donde la única condición que tiene que tener es el desayuno pantagruélico para poder saborear con calma, las delicias de un buen comenzar y la compañía de una adolescente.

Esta emocionada con el regalo, y así se lo contaba a todos los que llamaron además de hacerles una descripción minuciosa de cómo se estaba desarrollando el día.

Este año definitivamente, los regalos ya no son tan materiales, aunque también le encantan obviamente, sino más de experiencias. Ella se ve mayor, y le gusta hacer cosas no sólo diferentes que las que puedan hacer sus hermanos, sino también nuevas para ella, en las que pueda destacarse como hermana mayor.

Ha sido divertido ver, como los hermanos le han concedido algunos privilegios por ser “la cumpleañera” como todo el tiempo decían, justificando así, el que pudiera elegir o tener cualquier deseo, como si fuera un derecho adquirido en el día del cumpleaños.

Ha sido un día especial. Claudia ha disfrutado mucho desde que se levantó. Y se acostó feliz, sabiendo que además le quedan todavía regalos por disfrutar y eso le genera una gran emoción, que expresa con una alegría natural de la que todos nos beneficiamos.

Felicidades Claudia, felicidades teenager.

Hijos Extraordinarios
MI PRIMER TRIATHLON SOLIDARIO
Hijos Extraordinarios
CLAUDIA Y SU HERMANA OLIMPIA
Hijos Extraordinarios
EL ABRAZO DE PAPA / DAD´s HUG
There are currently no comments.