Hijos Extraordinarios

CLAUDIA CUMPLE ONCE AÑOS


El cumpleaños de Claudia no sólo lo celebramos hoy, día 31. Ella se encarga de recordarnos con semanas de antelación los días que van quedando para la fecha más importante en su calendario. Y por si acaso se nos olvida, es capaz de repetirnos entre dos y 4.947 veces al día, todo tipo de combinaciones que ella misma va discurriendo, para incluso no repetirse en la forma de contarlo, y así mantener “despierto” al receptor: ya quedan 18 días, sólo falta medio mes, una semana y dos días, será pasado-pasado mañana, quedan menos de 48 horas…. Vamos! una automotivación absoluta “como usar las variables del tiempo en sus múltiples variantes sin esfuerzo”…

Sé que todos los años repito que Claudia se hace mayor, pero este año que cumple once, sí que se nota un avance importante en su desarrollo como persona. Nos encontramos inmersos en un gazpacho de pre-adolescencia infantil de sonrisas y lágrimas, aderezado con la inocencia y sencillez que la caracterizan.

Claudia quiere sentirse mayor. Quiere serlo y protesta reivindicando hacer las mismas cosas que sabe hacen las niñas de su edad: me ha pedido muchas veces venir sola del colegio (en autobús de línea), como hace su amiga Utte, o distribuir ella su propio dinero, como hace su otra amiga Wilke, que todos los días se compra el desayuno, o no tener que informar a su profesora de integración (su sombra en el colegio) de cada movimiento que hace, por ejemplo cuando va al baño, o a beber agua, o se quiere distraer por el pasillo para hablar con su amigo de patio, Jules, con el que juega al futbol.

Su madurez poco a poco le hace entrar en razón, y esto nos está ayudando mucho a que su paso por este colegio en el que empezó en Febrero, haya tenido un avance significativo. Su integración no ha sido fácil, y todavía hay muchas conversaciones “de despacho” a tres o cuatro, dependiendo de con quién se haya enfrentado, qué anti-alemanada haya cometido o a quien no ha querido obedecer. Esos encuentros, no siempre tan agradables, suelen estar liderados por “Frau Vinagre” o si no va con ella el tema, entonces las tenemos con “Frijoles” que es lo que entiendo a Claudia cuando muerta de la risa me repite con todo su esfuerzo que Herr Holes, no se llama Frijoles, aunque su pronunciación de uno y otro sea exactamente igual.

Como cualquier niña de su edad, se rebela cuando algo no le gusta, no lo entiende dentro de su mundo sencillo, o simplemente quiere hacer las cosas “a su manera”. Y esta rebeldía que tiene una mezcla de sangre española, pasión latina y tozudez familiar, se manifiesta de manera transparente por su condición cromosómica, que no siempre es bien interpretada por sus superiores escolares.

Pero a pesar de todo, está feliz. En este colegio, le tratan efectivamente como a una más, y en este sentido, la celebración que hicieron ayer de su cumpleaños, fue a lo grande, fue con un protagonismo hacia Claudia, que le hizo sentirse verdaderamente importante. Su profesora me escribió encantadora lo bien que lo habían pasado, y la genialidad de Claudia que se hacía querer por todos, contando a todo el que se cruzaba con ella que mañana era su cumpleaños, y que estaba feliz.

Aunque no están acostumbrados a un comportamiento así, la espontaneidad con la que Claudia quiso compartir su alegría y transmitir esa pasión y entusiasmo a todo el colegio, me consta que es algo sólo a la altura de personas tan sencillas pero tan grandes por dentro, que son capaces de hacerlo con naturalidad y sin prejuicios de ninguna clase, que les permite siempre ver la cara amable de la vida.

El cumpleaños de Claudia es además el pistoletazo de salida para los cumpleaños de la casa, pues a partir de ahora y hasta final de año, cumplen todos los demás hermanos, y esto genera muy buenas sensaciones para todos que expectantes, esperan a que llegue su turno.

Siempre me fijo mucho y observo cómo los hermanos tratan y reaccionan con Claudia. Y este año, ante mi admiración, se han unido los tres hermanos para hacerle una sorpresa a Claudia. Cada uno ha hecho lo que quería o lo que mejor sabía, pensando a su vez en algo que a Claudia le hiciera ilusión. Así que decidieron que durante todo el día, Claudia elegiría el puesto que quería tener en el “campo de futbol” (que es en lo que se convierte nuestro dormitorio para sus partidos diarios y muy intensos donde juegan dos a dos hasta con porterías imaginarias) y ella sería la que decidiera cómo y con quien jugar.

Además Mauro me chivó ayer al oído que le había hecho un dibujo de un campo de futbol con todos jugando, y le iba a regalar su equipación del Real Madrid, y me lo dijo con tanta emoción, que ni le comente el “pequeño detalle” de que es de la talla 5.

Por su parte Lucca, le ha simulado un campo de futbol con los Leggo Starwars poniendo toda su imaginación y creatividad en valor, y Tassilo le ha cantado la canción que a su vez Claudia le enseñó diciendo “te la dedico porque es casi mi favorita”

Un día grande el día de hoy, claro que sí. El tiempo vuela muy rápido y Claudia empieza ya a demandarme una atención más adaptada a una niña mayor, cuando me pide que le seque el pelo para que le dé volumen, o que cuando se puede pintar la uñas, o que le preste anillos y collares a juego con el foulard.

Once años es algo más que una década. Mucha experiencia para cualquier tarea, y sin embargo, tanto camino apasionante por recorrer…Dicen que para ser experto en una materia, uno tiene que dedicar al menos 10.000 horas; lo que equivale a unos 10 años de dedicación razonable. Tengo que decir que esa experiencia con Claudia ya la he sobrepasado, y todavía hoy es el día que sigo aprendiendo como el primer día.

Claudia es imprevisible y a la vez tan transparente que parece una eterna paradoja el no comprender por qué a lo mejor actúa de una manera inesperada, y lo cuenta con una inocencia y transparencia, que convence a la primera.

Que grande eres Claudia, y ahora ya no sólo por dentro…te vas haciendo mayor y es un privilegio ir creciendo a tu lado.

Te quiero siempre.

Hijos Extraordinarios
EL COLEGUEO CROMOSÓMICO
Hijos Extraordinarios
MARCELO + BENZEMA = XABI ALONSO
Hijos Extraordinarios
CONVERSACIONES DE COCHE
  • Rocio

    Una hija extraordinaria solo puede existir gracias a una madre, amiga y persona extraordinaria. Un beso enorme desde el DF, mi “Kater”. PD le debo a Claudia unos frijolitos ricos


  • rramosmovellan

    Querida Katerina,
    Me encantan tus posts. Lo habia leido al despertarme esta manhana, ya sabes, en mi casa de Londres, aun alejado de mi familia. Y, hace unos minutos, me ha llamado Raquel, por facetime, junto con su hermana mayor Arantxa. Me ha dedicado cinco minutos ininterrumpidos de parrafada, de la que solo soy capaz de entender unas pocas frases, frases multicromosomicas me temo, pero que me alegran el resto del dia.
    Y ahora, al colgar, he vuelto a leer tus comentarios sobre Claudia y su cumpleanhos. Me ilusiona ver que nuestra alegria con Raquel es muy parecida a la que Claudia ofrece a cada instante. Son magicas. Siempre sale el sol donde estan ellas. Y lo que Claudia hace, lo que avanza, me ayuda a adivinar lo que sera Raquel dentro de cinco anhos y pico.
    Muchas gracias.
    Ricardo
    Ricardo Ramos S de Movellan


  • Lola

    Me ha encantado!!!! Qué ideal Claudia y sus hermanos!!!! Me encantaaa!!!! Cuánto que aprender!!!!!

    Beso fuerte.
    Lola Ruiz-Mateos


  • Agata

    Muchas felicidades!
    un beso para Claudia


  • Lucrecia

    Claudia se hace mayor y su madre Es Fantástica !